Estimados clientes y lectores

Creo que estamos en el principio (o a mitad del final) del túnel, y aporta mucho optimismo ver una buena cantidad de guaguas en el aeropuerto esperando la llegada de los turistas. Esto y el aumento de las personas vacunadas hace que nos sintamos esperanzados.

Pero no podemos permitir que la arboleda nos impida ver el panorama que se ha gemerado en este año y medio.

Seguimos sin saber cuándo se van a terminar los ERTE (o sabemos que se terminarán en septiembre), mientras hay empresas como las que dan servicio al sector de la hotelería, agencias de viajes, panaderías, otras empresas de servicios  y los propios hoteles que no están siquiera al 50%. 

¿Qué van a hacer estas compañías con sus trabajadores? Rogamos a las autoridades que bajen al piso de la calle y vean que no todo es oro, todavía. Y que sí, estamos mejor, pero ni mucho menos al 100%.

En caso de buscar soluciones, no nos queda más remedio que ir a una concursal y hacer una regulación de empleo.

Está muy bien que el gobierno y los sindicatos quieran aumentar el salario mínimo interprofesional pero, de momento, hay problemas mucho más graves. 

Seguimos sin saber, con lo que esto supone de inseguridad jurídica para los inversores, cuándo se va a negociar la renovación del Régimen Fiscal de Canarias que afecta a muchas empresas.

Dejemos de intentar meter goles por la escuadra, aumentar el salario mínimo, y afianzar nuestro régimen fiscal que tanta riqueza ha aportado a nuestra Islas.

No olvidemos la famosa frase:

NO VAMOS A DEJAR ATRÁS A NADIE… Se supone que tampoco a las empresas, que son las que soportan todo el peso social. 

Por nuestra parte, independientemente de lo que hagan los demás, recomendamos a todos nuestros clientes y empresarios tomar las medidas necesarias para que nuestras empresas puedan llegar a puerto y no morir ahogados en la orilla.

Las medidas ya se han dicho en otros meses, pero no nos cansaremos de repetirlas:

  • presupuestos
  • trabajar con la cabeza y no con el corazón
  • y, si es necesario, ir a una concursal para reestructurar la compañía.

Recuerden: lo importante es la continuidad de la empresa.      

Saludos y hasta el próximo mes. Para entonces esperamos no solo ver rayos de luz, sino el sol de 40 grados.

En Fimax Asesores… Hacemos más.