Estimados lectores, 

Cada día tenemos más cerca el cierre del año y esto nos obliga a revisar todas nuestras operaciones efectuadas durante el año. En la entrada de este mes queremos recordarles una ventaja sustancial que tienen las empresas y que casi ninguna aprovecha.

Normalmente, en un grupo se crean varias empresas, una para cada actividad, y todos los empresarios argumentan que lo hacen para no tener todos  los huevos en el mismo cesto. Sin embargo, no podemos olvidar que el administrador es el mismo o una persona vinculada a él con lo que, al final, sí tenemos todos los huevos en el mismo sitio.

Cuando necesitamos financiación y nos presentamos en el banco para solicitarla, las entidades no suelen ver con buenos ojos que no les presentemos un balance consolidado de toda nuestras operaciones, y es por ello que aconsejamos a nuestros clientes que tienen un grupo de empresas que usen:

  1. La consolidación fiscal en el IGIC
  2. la consolidación fiscal en el impuesto de sociedades 

Estos dos regímenes son voluntarios y los requisitos no son excesivamente exigentes, y con ellos evitaremos pagar impuestos en una sociedad mientras en otra existen bases imponibles negativas o saldos deudores del IGIC.

En cuanto al otro régimen el de la consolidación contable, debemos apuntar que hay una normativa que obliga a consolidar cuando se cumplen una serie de requisitos pero, si optamos voluntariamente, en esta opción es obligado auditarse. Es decir, nos vemos en la obligación de auditarnos.

Esto nos lleva a tener un coste más, pero tenemos que valorar la importancia que nos ofrece esta posibilidad de cara a las entidades bancarias y a nuestros proveedores.

En Fimax, aparte de ofrecer la auditoría a un coste muy competitivo también, y por el mismo precio, ofrecemos una Due diligence permanente por parte de nuestros profesionales de los departamentos Fiscal y Laboral. Esto permite a nuestros clientes conocer en tiempo real sus debilidades y, al mismo tiempo, aportar las soluciones.

No hay que olvidar que, si queremos acogernos a algunos de estos regímenes, es necesario darse de alta censalmente antes del 31.12.2020.

Volvemos a recordarles que estamos en el último mes del año y debemos revisar nuestras obligaciones fiscales y, en especial, la materialización de la RIC y la posibilidad de compensar bases imponibles negativas. 

Nuestros profesionales han elaborado un manual de consejos prácticos que nos permitirán ahorrar en el impuesto a pagar el próximo 25 de Julio del año 2021.

Recuerden: en Fimax Asesores… hacemos más.