En el mes de septiembre no olviden que estamos preparando el cierre del año; debemos empezar a analizar nuestro saldos de clientes y ver cuáles de ellos tendremos que contabilizar en el apartado de ‘clientes de dudoso cobro’ y poner en funcionamiento todas las herramientas para recuperar parte de esas pérdidas.

Si un cliente nos debe 1.000 euros con el IGIC incluido (es decir, base imponible = 934 e IGIC = 66), nosotros llevaremos a gastos, si cumplimos ciertos requisitos, la cantidad de 1.000 euros y recuperaremos 250 euros en el impuesto de sociedades.

Hasta aquí estamos totalmente de acuerdo en que, haciendo esta operación, por lo menos nos ahorramos un 25% de esta pérdida.

Pero si aplicamos correctamente la ley nos podemos ahorrar un 30% que, en cantidades superiores, es una cantidad de dinero muy importante.

A continuación les explicamos de una forma sencilla y clara la forma de actuar.

1.- Impago de las cuotas repercutidas del IGIC o del IVA

1.1.- auto que declare el concurso de acreedores

1.2.- crédito total o parcial incobrable

2.- Reglas a tener en cuenta:

2.1.- No procede la modificación de la base imponibles cuando:

a) los créditos disfruten de garantía real

b) los créditos estén afianzados por entidades de crédito o sociedades de garantía 

c) se trate de créditos con personas vinculadas

d) cuando sean créditos adeudados por entes públicos 

e) cuando el destinatario de la operación no esté establecido en el territorio de la aplicación del impuesto

2.2.- Para la modificación de la base imponible queda condicionada al cumplimiento de los siguientes requisitos:

a) las facturas deben haber sido anotadas en los libros de registro de facturas 

b) el acreedor debe comunicar a la oficina de la Administración Tributaria Canaria correspondiente a su domicilio fiscal la modificación de la base imponible practicada en el plazo de un mes desde la fecha de la expedición de la factura rectificativa.

c) a esta comunicación deben acompañar los siguientes documentos: -copia de las facturas rectificativas en las que han de consignarse las fechas de expedición de las facturas rectificadas  – documento que acredite que el acreedor a instado el cobro del crédito mediante reclamación judicial o requerimiento notarial

En el caso de que el destinatario de la operación sea empresario o profesional debe comunicar a la oficina de la Administración la circunstancia de haber recibido las facturas rectificativas.

Si el destinatario no tiene la condición de empresario o profesional, la administración, puede requerirle la aportación de las facturas rectificativas que le envíe al acreedor.

La aprobación del convenio de acreedores no afecta a la modificación de la base imponible.

3.- Créditos incobrables 

Se considera que un crédito es incobrable cuando haya transcurrido un año desde la fecha de emisión de la Factura, ó 6 meses si la empresa que emite la factura es de reducida dimensión.

En el caso del IVA la ley es idéntica, con la única diferencia que la comunicación es a la Agencia Tributaria de la Hacienda Estatal.

4.- Comentarios prácticos:

– la forma correcta de hacer la factura rectificativa es poner la base imponible de la factura y la cuota del igic o iva a cero.

– la base imponible de la factura debe ser, como mínimo, de 300.- euros.

Aunque el procedimiento es laborioso y puede parecer engorroso el beneficio económico es grande. Ponemos el siguiente ejemplo:

En una factura de 15.000 euros, con IGIC repercutido de 1.050 euros, la factura total es de 16.050 euros.  Si llevamos este importe, que es lo habitual y fácil, a clientes de dudoso cobros tendremos un beneficio fiscal en el impuesto de sociedades de un 25% , es decir, de 4.012,50 euros.

Si hacemos lo correcto y recuperamos el IGIC o el IVA, tendremos el siguiente beneficio fiscal en el impuesto de sociedades por clientes morosos: 15.000.- X 25% = 3.750 + los 1.050.- euros de la recuperación del IGIC = beneficio total de 4.800 euros.

Esta, la de recuperar el IGIC, es una de las herramientas que utilizamos en Fimax Asesores para ayudar a nuestros clientes recuperar sus pérdidas.